jueves, 20 de septiembre de 2007

TIBIA

Características generales:
Hueso largo
En forma prisma triangular
La tibia superiormente se articula con el fémur (sinovial condílea) y en su parte inferior con el talo (sinovial gínglimo), también se articula con la fíbula o peroné por sus dos extremos, superior e inferior.

Esta formado por:

3 bordes
-Anterior: cresta anterior de la tibia.
-Externa: está ubicado del lado contrario al maleolo interno. En su parte inferior tiene superficie articular para el peroné.
-Interna: tiene la inserción de la aponeurosis palmar.

3 caras:
-Interna: es lisa, está en contacto con la piel. Presenta rugosidades para la pata de ganso.
-Externa: se encuentra el tubérculo para el tibial anterior.
-Posterior: se encuentra la cresta oblicua de la tibia.

- Extremidad superior:
Está formada por dos cóndilos: lateral y medial.
La cara superior (meseta tibial) de los cóndilos tibiales poseen superficies articulares para los cóndilos femorales denominadas áreas articulares, entre ellas hay una eminencia intercondilea o espina formada por los tubérculos intercondíleos medial y lateral.
Anterior y posterior a las eminencias se distinguen las áreas intercondíleas posterior (espacio retroespinal) y anterior (espacio preespinal).
En el cóndilo lateral se encuentra una cara articular para el peroné, orientada laterodorsal.

- Extremidad inferior:
Es menos voluminosa que la proximal
Tiene una prolongación medial llamada maléolo medial o tibial.
La línea del soleo, rugosa, se extiende oblicuamente por la cara posterior, desde el cóndilo lateral hasta el margen medial.
La cara interna es rugosa y tiene superficie articular para el maléolo interno.
La cara externa tiene superficie articular para el peroné.
La base se divide en interna (en forma de triángulo) y externa (en forma de cuadrado). Entre ellas hay una cresta. En conjunto articulan con el astrágalo.